¿Desea cerrar la sesión?

MISIÓN IMPOSIBLE: REPERCUSIÓN- ACCIÓN DE LA MEJOR, Y NADA MÁS
NOTA
Por: Renato Corpancho Valle / 12 Sep 2018


En mi caso particular las películas de la serie de Misión Imposible funcionan bastante como películas de terror. En las últimas, siempre que las veo soy consciente de que la atmosfera, la banda sonora, la cobertura visual, los silencios y todos los otros elementos están puestos en su sitio para poder crear un Jumpscare. Sabiendo esto trato de hacer un esfuerzo consiente para no dejarme asustar cuando el jumpscare en cuestión aparece. Este intento, sin embargo, siempre fracasa.

Bueno, igualito pasa con Misión: Imposible. Ya sé que siempre que se pelean por un detonador para una bomba nuclear que supuestamente destruirá una ciudad e iniciará una guerra mundial Tom Cruise lo conseguirá y desactivará un segundo antes de la explosión. Y, aun así, Misión Imposible: Repercusión logra hacer olvidar todos estos presupuestos y vuelve absorbentes y tensas todas y cada una de sus persecuciones, peleas e intrincados esquemas.

En esta sexta entrega de la saga tenemos a Ethan Hunt dos años después de los sucesos de Misión Imposible: Nación Secreta asignado a detener la compra de plutonio para la elaboración de bombas. Cuando la misión se complica la CIA asigna a August Walker (Henry Cavil) a supervisar el desempeño y los métodos de Hunt y su equipo.

Hablemos primero de lo bueno que de eso hay mucho. Las películas de misión imposible se han marketeado en parte por los millones de dólares que invierte Paramount en publicidad y en parte porque Tom Cruise se empecina en conducir motos, escalar rascacielos y colgar de aviones sin dobles y hace noticia en todo el mundo. Y en esta entrega Christopher McQuarrie saca todo el jugo posible como director de esta ventaja. Especial mención a una secuencia de paracaidismo que logra un realismo inigualable al ser una única toma con coreografía. De ahí ejemplos hay muchos, persecuciones en moto, saltos desde edificios y vuelos en helicóptero. Tú nómbralo y Tom lo hace. Merece especial mención también una breve, pero impecable pelea en un baño entre Hunt, Walker y un agente enemigo. Dirigida y ejecutada con una brutalidad y estilo que recuerdan a la saga de The Raid en sus mejores momentos.

La trama acostumbrada de la detención del grupo anarquista mediante la obtención de McGuffin x (en este caso plutonio) y las carreras contra el reloj están muy bien manejadas y se entrelazan de manera muy natural con los grandes momentos de acción para tener el ritmo alto y constante.

Pasemos ahora algunos deslices y carencias. Primero, aunque la trama simple del Mcguffin es eficiente y cumple para generar tensión y ritmo, no ayuda mucho a esta entrega a separarse de las anteriores más allá de la calidad de su ejecución. Por otro lado, si bien todas las películas de la serie han no muy sutilmente endiosado y mostrado el mejor ángulo de Cruise, en esta se les pasó un poco la mano. No solo hay escenas dedicadas a resaltar lo incorruptible e infaliblemente noble que es Hunt, sino que los personajes mismos de la película hacen referencia en múltiples ocasiones a su inigualable e insólita nobleza de corazón. Esto sumado a la poca respuesta ideológica al discurso anarquista del villano por parte de los héroes termina creando una narrativa que no hace mucho por disimular su carga ideológica o supuesta falta de.

0 comentarios
CONVOCATORIA
APP MOVIL
INST. ALIADAS
@2015 Cortos de Vista es una marca registrada por la agencia Watana Comunicaciones. Todos los derechos reservados.
powered by  Plumti